Las Torres Gemelas atacadas en New YorkNadie merece morir por la violencia de otros seres humanos, no importa de dónde venga esa violencia. Nadie merece vivir esquivando el bombardeo diário de la violencia.

Sin embargo la violencia en este mundo actual, en este estado de la civilización y le volución, y en el marco de la estructura económica capitalista, la violencia es un gran negocio que muchos defenderán con toda la violencia necesaria.

Civiles muertos en AfganistanAsí entonces, la violencia generadora de más violencia y de más venganza es el gran círculo que buscan alimentar mañana, tarde y noche. Muchas veces intencionalmente, muchas veces la propia mecánica y falta de superación y evolución se encarga de que esa rueda siga girando.

El impacto efectista del 11S, 11M y otros tantos que ocurren todas las semanas muchisimas veces tiene una orquestación y una intención clara de alimentar la rueda, de liberar recursos para las guerras, de justificar presupuestos militares que se caerían en tiempos de paz, de generar la encesidad de contratar enormes ejércitos privados, y así siguiendo.

Si esa pequeña porción del mundo que tiene tanto poder de destrucción y que de una forma u otra controla el gran ojo mundial que son los medios de comunicación masiva, si esa pequeñísima porción de personas lo desea (como hoy lo hace) puede mantenernos en esta prehistoria violenta. Porque no sólo lo logra por ataques de gran impacto mundial, también lo hace desde el ocio y el entretenimiento, lo hace desde el control de gobiernos desde un para-Estado, lo hace desde la educación (o la falta de ella).

Y por sobre todas las cosas, las mismas mega corporaciones que tienen intereses en miles de rubros muchas veces aparentemente antagónicos (salud y ejércitos privados por ejemplo), son las mismas que asaltan los presupuestos militares, las que ponen de rodillas a países y regiones, las que encienden la mecha ahí donde necesitan un conflicto para seguir creciendo.

Y en el medio, o abajo, estamos nosotros. Ciudadanos de a pié que muchas veces ante la violencia del entorno, esa violencia propiciada por un Sistema inhumano en muchos aspectos, nos obliga a andar con “cascos” mentales, tensos y alertas, esperando la próxima “bomba” de violencia que puede caer en nuestra casa o en la del vecino, o que puede agarrar desprevenido a uno de nuestros seres más queridos.

Y este mismo Sistema nos enseña a odiar y matar a lo desconocido, y por supuesto el mismo Sistema se encarga de que los desconozcamos, de que pensemos que son TODOS malos (musulmanes, pobres, negros…), y que esta bien si se encargan de ir y matarlos en un acto de supuesta justicia divina, donde algunos somos mejores seres humanos y otros peores, que uno es de mayor valor que otro ser humano, y en ese neo-clasismo, en ese neo-racismo, la violencia se encarna y la rueda sigue girando una y otra vez.

Por supuesto que en tanto y en cuanto la rueda de la violencia gire y gire no habrá solución posible, porque no haremos más que observar “más de lo mismo”, pero esa rueda irá haciendose más y más grande mientras a su camino aplasta vidas humanas, aplasta incluso a la naturaleza a la cual también se violenta.

Entonces las preguntas que todos podemos hacernos podrían ser:

Cómo puedo yo impedir en mí que esa rueda de la violencia no avance?
Cómo puedo colaborar para que en mi entorno esa rueda no gire?
Cómo puedo despertar la solidaridad y la compasión para combatir las grandes injusticias?
Cómo puedo hacer esa diferencia positiva en mi y en los que me rodean para romper con la violencia y con toda respuesta mecánica?
Como puedo exigir a gobiernos, corporaciones y organizaciones la desactivación de toda práctica violenta?

Y recordemos que el terror no esta afuera, el terror esta adentro, es terror por lo desconocido, es terror inducido que produce violencia por las tres vías del sufrimiento: imaginación (futuro), percepción (presente) y memoria (pasado). Cuando estas tres vías se ven teñidas y condicionadas por el terror, las consecuencias se externalizan llevando el terror y la violencia a todos los órdenes de la vida y en todas las clases sociales, culturas o países. Nadie queda afuera.

ACTUALIZACION: un buen ejemplo que encuentro hoy (21/9) sobre el uso de la violencia para perpetrar la violencia es el asesinato del ex presidente Afgano que dirigía las negociaciones de Paz con los Taliban. Ver Nota