El ser humano es un ser histórico y social que nace, crece y se desarrolla entre condiciones. La combinación de esas condiciones buenas y malas es tan diversa como seres humanos hay habitando este mundo. Y mientras las condiciones cambian drásticamente en un mundo que se desestructura, y en un planeta que sufre una crisis ecológica, el menos común de los sentidos indica que nada de lo humano te puede ser ajeno, porque de representarte en las mejores y peores condiciones dependerá tu supervivencia, tu desarrollo y la superación de las más grandes crisis de tu vida.