OjoHola

Ultimamente hemos tenido varias situaciones de violencia en Mar del Plata, al igual que muchas partes del país, y en definitiva del mundo… pero bueno, está claro que la cosa se está complicando en todos lados, y aún en una supuesta “segura” ciudad de Alemania donde todo parece ser ideal, también te entra un chico armado y mata a 14 personas en un rato, o un asesino serial en USA puede matar a más de 40 personas en pocos tiempo. Así que, si es por dar ejemplos de inseguridad los hay de todos los tipos y colores.

Lo que me molesta es que la discusión del tema quede en la secundariedad de “precisamos más policía”, “que los maten a todos”, “que los metan a la carcel y no salgan por 10 años, y aunque no mejoren al menos por 10 años no matan a nadie”… todos son argumentos que escuché y leí… y entiendo la desesperación de algunos que han vivido muy en carne propia la posibilidad de ser asesinados sin más por simplemente no tener tanto efectivo como el que roba esperaba encontrar, pero todo apunta a que alguien se haga cargo de alejar el problema (léase encerrarlos o matarlos), y nada a mirar el problema de fondo… el problema de valores y las distintas formas de violencia que también ejercimos contra aquellos que hoy roban y matan, por la cual no somos meramente hoy “victimas” sino también fuimos y somos “victimarios”.

Ese chico que sale a robar y matar no es otra cosa que producto de un Sistema del cual somos parte! no podemos ahora mirar para el costado, porque la pobreza, la injusticia, la marginalidad la generó el mismo sistema en el cual nos desarrollamos y por tanto no podemos ahora pensar en “sacar la basura” en un acto de deshumanización gigantezco. Esa persona llega a hacer lo que hace por una larga cadena de arbitrariedades, injusticias, falta de oportunidades, violencia familiar, economica, racial, cultural, y sobre todo por haber recibido años y años violencia moral, aquella que ejercemos cada minuto todos por estar sólo ocupados en el bienestar personal, y si hay pobres y chicos muriendo de enfermedades curables y hambre, que se ocupe el Estado. El Estado ya demostró su total incapacidad para resolver este problema, y aún así le seguimos pidiendo peras al olmo.

Vivimos en algo que llamamos Democracia, que en su más básica interpretación, la que nos enseñaron (porque tuvimos la suerte de poder ir a una escuela con todos los elementos y la panza llena, no como mucho de los que hoy están en la calle robando), significa “el gobierno del pueblo”. Sin embargo el único compromiso que la mayoría asume es el de ir a votar (a veces incluso con desgano) una vez cada 4 años. Luego de eso nuestro “deber civil” se termina y que del resto se ocupen bien o mal los políticos. Y que no me llamen para ser presidente de mesa! estar 8 hs ahí participando en un acto de civilidad democrática, que horror!, déjenme en casa comiendo el asado, el mate, y mirando los resultados por la tele (hablamos de 8 hs una vez en la vida en muchos casos pero aún así es dificilísimo conseguir autoridades de mesa).

Vivir en democracia significa que el gobierno tenemos que tenerlo y mantenerlo nosotros para así cumplir con lo de “el gobierno del pueblo”, y no meter un papel volver a casa, quejarnos 4 años y esperar a la siguiente eleccion para poner el “voto castigo” para votar al “menos peor”.

Y vivir por lo tanto en democracia significa involucrarnos en la vida social y política, y en la acción social en favor del conjunto para que el progreso sea de todos Y PARA TODOS, y no solo velar por el bienestar de mi casa/familia/cuadra/vereda/barrio.

Entonces, si verdaderamente nos gusta vivir en democracia y no queremos militares armados reemplazando a los excluidos que hoy roban y matan, que decidan quien vive o muere, no queda más que hacernos cargo de lo que nos toca, no es posible ir a pedir más y más policía, poniendo más y más armas, hasta que en definitva muramos por quedar en medio de los tiroteos entre policías (que también son humanos y se juegan la vida a diario) y los chicos que hoy toman la calle y roban y matan a diario. Porque esos tiroteos ya están en las calles, y la gente y los chicos ya están muriendo por esos tiroteos, y sinó miren los diarios, o lean las noticias en la web. Es acaso esa una solución? en vez de morir el almacenero murió la nena que estaba jugando en la vereda, que bueno tener más policía y más tiroteos.

No, un enfoque violento de la violencia no va a resolver hoy ni nunca el problema.

Tenemos que recuperar la compasión y recuperar la mirada humanizante, ver detrás incluso del agresor a un ser humano desesperado, que tiene una familia, que tiene una madre que ya no sabe que hacer. Una madre que no tiene a donde llevar a su hijo por ayuda, que vive en una situación de ausencia total de ayuda y contensión para ella, tratando de sobrevivir y alimentar a su familia. Esas realidad de pobreza extrema, de violencia familiar, de falta de educación, salud y vivienda digna, Y SOBRE TODO!: esa realidad de falta de futuro, es la que genera año tras año a más y más seres humanos violentos que no tienen más nada que perder, que no esperan ya más nada de la vida, que están cansados de la discriminación, y que no tienen nada mejor que hacer que dejarse llevar y sentirse parte al menos de un grupo de chicos que de no ser nada más que una sombra, pasan a tener el poder de dar o quitar vida, como dioses que con su arma ven como la pobre víctima se desarma en llantos pidiendo piedad arrodillado. Esta claro en las noticias: no hay nada peor ni más peligroso que jóvenes sin futuro. ¿Y ese futuro creemos que se lo va a dar el Estado? porque detrás de estos, aún cuando los encierren, vienen más, ¿seguiremos haciendo cárceles, poniendo más policías y armándonos, o vamos a buscar una solución no-violenta, humanista, y solidaria?

Soy tan “víctima potencial” como cualquier otro en mi ciudad y el mundo en que vivimos. Incluso soy víctima potencial de otras formas peores de violencia como las guerras, o las armas nucleares. Soy de los pocos que hoy están afiliados a un partido político como el Partido Humanista, en el cual participé activamente muchos años, y hoy mi participación pasa por la organización Mundo Sin Guerras en donde desarrollo el sitio oficial mundosinguerras.org como mi aporte a mi ciudad y al mundo. Se perfectamente que hay una forma no-violenta de solucionar esta situación, pero no pasa por mirar la televisión o ir a una marcha cada tanto. Hay que involucrarse muchísimo más si queremos que el futuro sea un futuro de paz, de no-violencia, de progreso de todos y para todos. Sí, incluso de progreso para esos chicos de la calle que no son perros para el matadero.

Te espero, escribime.

Un abrazo