Hombre en cajaEste último mes donde “la crisis” es el tema en casi todos los países y a partir de la cual una enorme cantidad de personas morirán de hambre, una enorme cantidad de familias se convertirán en pobres, una enorme cantidad de personas no harán más que registrar una realidad negra y verán un futuro más negro aún…. en este mes he leído todo tipo de artículos relacionados a esta crísis, y como siempre pasa, siempre se habla de lo secundario, miles y miles de renglones, cientos de miles de minutos de TV, miles de artículos en blogs… todos hablando de lo secundario. Todos hablando de: cómo ajustar las economías, como revitalizar el consumo, cómo evitar la pérdida de puestos de trabajo, cómo reaccionan los mercados a la baja de las tasas de interés, cómo se cae o mejora tal o cual moneda, qué tan mal será el 2009 (nada bueno es posible esperar del año próximo según los medios!), y un larguísimo etcétera. Todos temas secundarios y el debate central totalmente fuera de la atención. No es casualidad.

El tema central que nos trae esta crísis es el Sistema mismo.

¿Es este sistema de economía de mercado un sistema que satisface las necesidades del hombre de hoy y las necesidades del hombre del futuro? ¿Qué reemplazaría, que superaría este Sistema? ¿Qué esquema sería capaz de cumplir con el enunciado de “hay verdadero progreso humano si ese progreso es de todos y para todos”? ¿Cómo eliminar la aceptación de que el mundo es así y no puede cambiar para mejor? ¿Cómo salirnos del espejismo y el hipnotismo de este Sistema de valores y creencias donde el Dios Dinero y la especulación son el motor que regula y condiciona la actividad humana?

La crísis económica actual no es más que un indicador más de una etapa que se agota. Y como tal tras la crísis viene la etapa de síntesis donde se produce un proceso de tamíz por el cual lo malo queda atrás y lo mejor avanza. Pero hay que animarse a potenciar lo mejor, algo que en gran medida se está dando con la Marcha Mundial, (de la cual soy promotor y responsable del sitio oficial). Es de vital importancia que el tema primario entre en discusión, o de lo contrario la etapa nos podría pasar por arriba sin gestarse mejores propuestas, y corremos el riesgo de que se impongan nuevas formas violentas de administración de los recursos, del trabajo y de la creatividad humana en su conjunto. Los Foros Humanistas son justamente espacios para la discusión, intercambio y difusión de propuestas y acciones inspiradoras y superadoras. Este año se celebraron en todo el mundo cobrando una relevancia aún mayor, aunque falta que logren mayor difusión y más fácil participación.

Volviendo al tema del Sistema en sí mismo.

Hace ya 10 años exactamente, en 1998, un humanista chileno llamado Jerome Smith, se inspiró y conectó con un futuro en el cual la economía de mercado ya no existía. En ese texto remacarcaba algo que hoy me choca por demás… -no es textual la cita-…”más del 60% del esfuerzo humano está aplicado a la administración del dinero y a la administración del papeleo, así como al marketing (promoción y venta) de productos que en una gran mayoría son necesarios para todos”. Pensémoslo por unos instantes… miremos alrededor, es esfuerzo humano totalmente desperdiciado, carente de sentido trascendental, y vacío de sentido. Esfuerzo sin alma, sin sentido. Cargar datos en sistemas, imprimir facturas, gestionar la cobranzas, administrar el dinero, hacer marketing, estudios de mercado, vender… nada de esto humaniza el mundo, todo es parte de un Sistema que es violento desde sus principios fundamentales. Entonces es un Sistema que no sirve y hay que descartarlo. No es perfectible! fué creado y fundado por especuladores al servicio de los centros de poder para tener más poder y no con el ser humano como valor y preocupación central. Así que no hay mucho que discutir respecto del futuro de la economía de mercado salvo el cómo salir, cómo hacer una transción ordenada, cómo lograr efectos demostración de alternativas superadoras, qué debemos aprender de lo que nos trajo hasta aquí.

Si hasta personajes nefastos como George W. Bush han tenido que reconocer estos días que han tenido que dejar de lado todo los principios de su Neoliberalismo para salir a rescatar a sus organismos, y a sus ciudadanos. Esto no da para más. El 2009 y el comienzo del 2010 serán años en que estoy seguro veremos un renacer. Pero no todo será color de rosa. La pobreza podría ser caldo de cultivo para todo tipo desbordes, y de ahí que la Marcha Mundial debe lograr máxima difusión ya que propone un mundo sin guerras y sin violencia, pero sobre todo un mundo sin armas atómicas, dado que las grandes potencias ya están planeando ataques dirigidos, y hay bombas perdidas que podrían complicar todo en cuestion de horas. Por supuesto los violentos que lucran con las guerras y los desbordes no han desaparecido. Los fundamentalistas también dirigidos por los violentos de siempre tampoco. Por eso un acto masivo mundial de rechazo a las guerras, al armamento nuclear, y a todas las formas de violencia, sería el único acto moral capaz de detener ese proceso, abriendo la puerta a una etapa de credibilidad de un mundo mejor, de brillantes imágenes de futuro de complementación, de diversidad, de solidaridad, de creatividad, de paz mundial, de una gran nacion humana universal.

Solo hay que animarse a creerlo posible, y ponerse en acción por esa paz, por esa no-violencia activa, por esa humanización del mundo.

www.marchamundial.org

Un abrazo