Mano

Considera este hecho: si solo existiera un color, digamos el azul, y el mundo con todo lo que contiene fuera azul, entoces no habría color azul. Es necesario que haya algo que no sea azul para poder reconocer el color azul; de otro modo no “destacaría”, no existiría.
Asimismo, ¿no hace falta que haya algo no pasajero ni impermanente para poder reconocer la evanescencia de todas las cosas? En otras palabras: si todo, incluyéndote a ti mismo, fuera impermanente, ¿llegarías a darte cuenta de ello? El hecho de que seas consciente y puedas testificar la naturaleza pasajera de todas las formas, incluyendo la tuya, ¿no implica que hay algo en ti que no está sometido a la muerte?

Eckhart Tolle
EL SILENCIO HABLA