Chin Chin
Así es! el blog finalmente cumple su primer año, así que vuelvo a publicar las palabras que puse en mi primer post:

La pregunta de siempre… cuanto durará el envión…?

Hola!!

Iniciar un blog es divertido, pero siempre, para quien inició alguno y quedó en el camino olvidado, la pregunta siempre es… y este tendrá continuidad? Estimo que la experiencia lo hace a uno más sabio para poder lograrlo, aunque parte de esa sabiduría es lograr un equilibro entre algo que uno incorpora en las rutinas del día, como lavarse los dientes, y la familia y el trabajo, y como hacer que el blog de alguna forma vaya reflejando las reflexiones a las cuales la vida cotidiana y las ideas del futuro nos van llevando a transitar.

Creo que uno de los avances para este blog es utilizar la máxima

Lo bueno y breve, doblemente bueno

Mejor afilar las las ideas o las dudas, y plasmarlas en pocas lineas, porque en definitiva, ustedes también tienen poco tiempo para leer… y si con unas pocas líneas puedo dejarlos pensando en algo interesante y poco habitual, entonces el objetivo esta logrado.

Fuerte abrazo y esperemos que este blog perdure en el tiempo!

Y aquí estoy entonces, el envión duró, y sobrepasó la barrera de otros blogs que inicié! así que gracias a todos los que estuvieron del otro lado leyendo y comentado, gracias a Carina (mi esposa) por inspirarme y además por bancarme y cubrirme en más de una oportunidad cuando me engancho a escribir, gracias a todos los que dejaron comentarios tan buenos y alentadores, y a los que en particular se que el blog los ayudó, y ayuda, que en definitiva era el principal objetivo al comenzar.

Un fuerte abrazo! y chin chin!