Pocas veces uno se pregunta ¿Cuál es el sentido de mi vida? sin embargo es una pregunta que de muy diversas formas se presenta a lo largo de nuestra vida. Creo que lamentablemente esta sociedad en la que vivimos no nos educa ni orienta para descubrir y fortalecer nuestro sentido de vida, así como no lo hace con la vocación que tan ligada está a este tema.

El sentido de vida en una definición muy simple podría decirse que es la estrella que nos guía en el camino de la vida, que nos permite darle una dirección, “un norte”, para orientar nuestra acción aún cuando los accidentes nos desvíen de ese camino. A partir de esto, y lo podemos incluso medir en nuestra propia vida, nos aparecen sentidos que podríamos llamarlos más o menos provisionales. ¿Por qué provisionales? porque muchas veces tomamos un objetivo y lo elevamos a “sentido de vida”, y tanto por lograrlo, como por no lograrlo, nos exponemos a caer luego en un vacío de sentido o vacío existencial. El famoso “listo, ya lo tengo, ¿y ahora qué?”. Esos objetivos vitales convertidos en sentidos de vida son lo que podríamos llamar sentidos provisionales. No son malos de por sí, pero hay que saber que están expuestos al accidente, y que cualquier cosa que nos lo impida, o sea cual fuere la razón por la cual los perdamos, nos va a dejar en situación de vacío y de sufrimiento, incluso al alcanzarlos!

Por lo tanto un sentido de vida no provisional es un sentido tan elevado que puede guiarnos sea cual fuera nuestra situación en la vida. Por eso es que una estrella es una alegoría ideal, porque no importa lo que nos pueda pasar, o cuantas nubes nos impidan verla temporalmente, pero siempre está ahí y siempre puede volver a guiarnos.

¿Cuál podría ser un sentido no provisional? por dar algún ejemplo “Amar la realidad que construyes”, o bien “Superar el dolor y el sufrimiento”. o bien “Humanizar el mundo”. Visto así uno podría querer ser científico y generar un aporte en medicina, y estarías dentro del “Superar el dolor”, o podrías querer ayudar a los demás de muy diversas maneras y estarías dentro del “Humanizar el mundo”, o sea, son deseos tan sintetizados y elevados que permiten guiarte siendo coherente con lo que pensás y sentís.

Este tema tiene mucho que ver con qué es el sufrimiento y cuales son sus vías ya que el sufrimiento suele ser mayor o menor dependiendo de nuestro estado respecto del sentido de la vida.

Abrazos


ACTUALIZACION (15/7/2012)

Desde el año 2006 que publiqué este breve artículo a la fecha más de 30.000 personas han pasado, leído y comentado este artículo en algunos casos, así que gracias a todos, y agradezco a las lecturas de Silo quien me permitió entender mayormente este tema. Hoy día es uno de los primeros resultados de Google al buscar sobre el tema, así que me decidí a actualizar y ampliar este artículo.

Volviendo al tema. Al final del articulo original hablo de la relación entre sufrimiento y sentido de la vida, y sobre las vías del sufrimiento.

Estas vías del sufrimiento son tres, memoria (pasado), percepción (presente) e imaginación (futuro). Estas tres vías internas funcionan como espejos enfrentados, como si estuviéramos al centro de un triángulo de espejos, y lo que se refleja en un espejo se multiplicará en los otros. Así una mala experiencia del pasado no superada teñirá la percepción del presente y la imaginación del futuro. Una negativa percepción del presente condicionará nuestros recuerdos y se proyectará al futuro. Una mala visión del futuro condicionará toda percepción de la realidad actual y teñirá la memoria selectiva del pasado.

La situación personal respecto al sentido de la vida condiciona a su vez el funcionamiento de estas vías que pueden ser muy poderosas estando en positivo, como muy destructivas en negativo. Por eso es tan importante trabajar sobre el descubrimiento y fortalecimiento del sentido, porque a su vez esto va a impactar positivamente en la memoria, percepción e imaginación.

En particular y luego de haber realizado acciones en diversos campos sociales, sigo logrando amar la realidad que construyo, y sigo pudiendo hacer mi aporte al futuro de la humanización, actualmente desde el campo de las nuevas ideas y la economía a través del proyecto Mundo Sin Dinero que los invito a visitar www.mundosindinero.org y en el campo de la innovación y el emprendedorismo en www.innovacion365.com.ar.

Gracias por estar ahí, por preocuparte en preguntar/te por este tema y llegar hasta aquí en el camino. Sé parte y no dejes de comentar tu experiencia que va a enriquecer a los que lean también.

Un abrazo