búsquedaHace ya un buen tiempo que estoy intentando llegar a una conclusión respecto a ¿qué es la vocación?, ¿cómo se descubre?, y finalmente ¿cómo se fortalece?.

Porque así como la felicidad no es algo estático sino algo que se gana y aumenta día a día, algo así como un camino de liberación, la vocación es un camino similar y no solo eso, vocación y felicidad tienen todo en común y son prácticamente un mismo camino. No resulta dificil darse cuenta que no se puede ser feliz si no se descubre la verdadera y más profunda vocación personal y social. Sobre este tema entonces creo lo siguiente.

  1. Para descubrirla hay que primero que todo animarse a probar un poco de todo.
  2. Que uno sea bueno o muy bueno en algo no siempre significa haber encontrado la vocación porque cuando se encuentra la verdadera vocación se llena un espacio interno mucho más profundo que el que llena un oficio o profesión. Distinguir una cosa de otra depende de cada uno basándonos en la satisfacción que produce, y sobre todo si lo que uno hace lo hace a uno feliz en forma creciente o solo da placer.
  3. ¿Existe una vocación personal y una vocación social? ¿existe tal cosa? yo creo que sí. Una cosa es lo que uno quiere hacer con uno mismo, y otra lo que uno quisiera hacer con y para los demás. De allí que no hay que oponer lo personal a lo social, sino descubrir ambas vocaciones y tratar de alinear una con otra para poder sentirse plenamente coherente y en unidad. Tampoco se puede ser feliz si los demás no estan bien, ¿cierto?
  4. La lúdica, el humor, el tratarse bien, y suavemente, como entre los buenos amigos, lo mismo con uno mismo… es imprescindible porque en el camino se cometen errores, se generan frustraciones y se tiene que comenzar la búsqueda por otros lados, y para eso es muy importante ser paciente con uno mismo, y con esas creencias que luego se caen y hay que reconstruir.

Es un tema largo, pero esto ya es suficiente para el día de hoy… por favor visiten www.comunidarios.org este tema es clave en este proyecto que lancé hace poco.

 Abrazos